¿Cómo saber si estas lista para ser madre?

Dic 14, 2018

Parece que las mujeres no pueden escapar al estigma de caer bajo presión para establecerse y formar una familia una vez que alcanzan cierta edad.

Hace treinta, tal vez cuarenta años, la sociedad dictaba que las mujeres tenían que tener hijos a los veinte años. Pero hoy en día, no se espera que las mujeres se calmen hasta llegar a los treinta y tantos años, lo que les da el tiempo suficiente para vivir su vida única al máximo.

Pero para muchas mujeres que no pueden ignorar ese instinto maternal cuando alcanzan cierta edad, sería bueno que les cuidaran las señales de que finalmente están listas.

Sobretodo que traer al mundo a un niño es más que cuestión de ego y frases como “alguien parecido a mi”. Por eso, estas son algunos signos de que estás lista para ser madre:

  1. Aprendiste a amarte:

Sí, suena como la cosa más cliché del mundo, pero es absolutamente cierto que “aprender a amarte a ti mismo es el amor más grande de todos”.

En este mundo donde la presión es alta para ser perfectos, nos sentimos insatisfechos con un millón de cosas sobre nosotros mismos, desde nuestra apariencia física hasta nuestra personalidad, nuestro trabajo e incluso nuestra familia.

Esta no es la mentalidad adecuada para tener un hijo. Es un camino largo y sinuoso aprender a aceptar quién eres realmente, fortalezas y debilidades, y todo. Una vez que abraza su verdadera identidad, puede transmitir ese amor propio y la autoaceptación a su hijo.

  1. Conseguiste tu lugar

Para cualquiera que se esté abriendo camino en este mundo, uno de los elementos más grandes y satisfactorios de su lista de deseos sería conseguir un lugar propio. Eso es porque comprar tu propio lugar en estos días no es tan fácil como hace veinte o treinta años.

Muchas veces, las personas no ganan lo suficiente para poder mudarse de la casa de sus padres, y mucho menos poder pagar una hipoteca para su propio lugar. Al vivir frugalmente y reservar algunos ahorros cada mes, podrá llenar su cuenta bancaria con suficiente dinero para un pago inicial y una aprobación de la hipoteca.

  1. Diversificaste las ganancias

Una de las cosas más importantes sobre finanzas es conocer las diferencias muy distintas, pero a veces engañosas, entre un activo y un pasivo. Un activo es algo que se aprecia en valor, como inversiones, acciones, bonos, bienes raíces y sí, joyas. Un pasivo es exactamente lo contrario, lo que significa que se deprecia.

Si ya comenzaste a invertir sabiamente en cosas que se aprecian con el tiempo, entonces puede ser un buen momento para comenzar a considerar traer un pequeño al mundo.

  1. Relación estable

Una cosa es estar en una relación, con todas las distracciones y tentaciones que este mundo tan acelerado tiene para ofrecer, muchos profesionales jóvenes no tienen ni el tiempo ni la energía para invertir emocionalmente en una relación comprometida a largo plazo.

Es importante que la pareja supere momentos de crisis para entonces decidirse lanzarse en un compromiso de este tipo, la razón es que tienen idea de cómo trabajar en conjunto cuando las cosas no están color de rosa.

  1. Juegas, compartes y enseñas a niños

Una de las formas de imaginarte cómo será tu vida con tu bebé es tener ese contacto con los pequeños, aunque suena a lugar común, esto te puede dar una idea. Por ejemplo; si odias que lloren y corres inmediatamente del lugar, sin lugar a dudas, no será sencillo para ti, pero esto no quiere decir que imposible.

  1. No te puedes imaginar un mundo en el que no fueses mamá

Simplemente tienes seguridad que naciste con el instinto maternal y que tu lugar en el mundo estará completo cuando tengas la responsabilidad de cuidar a un bebé, verlo crecer y acompañarlo por el resto de su vida.

Pin It on Pinterest

Share This