El cloasma gestacional

Dic 21, 2018

El cloasma gestacional es una afección de la piel que puede afectar al 50-70% de las mujeres embarazadas. Junto con los cambios obvios que su cuerpo atraviesa durante el embarazo, el aumento de hormonas también afecta la piel. La mayoría de las afecciones de la piel que se observan en el embarazo desaparecerán después del que bebé nace.

También conocido como melasma o “la máscara del embarazo”, el cloasma se caracteriza por parches simétricos de piel oscura, comúnmente vistos en las mejillas, el labio superior, la frente y la barbilla, que pueden parecerse a un patrón de máscara, casi como un mapache.

Las personas con tez más oscura que tienden a broncearse tienen más probabilidades de desarrollar esta condición. El cloasma ocurre con mayor frecuencia durante el verano, debido a la mayor exposición al sol.

Causas y factores de riesgo

Hay varios factores que se sabe que causan melasma, incluida la actividad hormonal femenina.

Los investigadores creen que la presencia de receptores de estrógeno en los melanocitos, que son células formadoras de melanina en la piel, puede estimular a las células a producir más melanina, lo que hace que se desarrollen parches oscuros.

Uno de los factores más importantes en la causa y el desarrollo del cloasma es la exposición prolongada a los rayos ultravioleta de la luz solar u otras fuentes.

Tratamiento para evitar la máscara durante el embarazo

1. Equilibrar las hormonas

Ya sea que haya tenido una máscara de embarazo en el pasado o no, asegúrate de que sus hormonas estén en equilibrio.

Aunque sería mejor controlar las hormonas antes de concebir, volver a equilibrarlas mientras estés embarazada puede ayudar a aliviar la máscara.

2. Comer una dieta real

Lo mejor es comenzar desde adentro hacia afuera, el cuerpo necesita los bloques de construcción adecuados para nutrir a su bebé y producir la hormona que necesita, por eso, lo mejor es obtener nutrición de calidad de animales alimentados con pasto y pastos, huevos, verduras y frutas orgánicas, y grasas saludables como el aceite de coco, la mantequilla pastada y el aguacate.

Nuestros cuerpos necesitan grasas saturadas y monoinsaturadas para funcionar de manera óptima, especialmente para producir hormonas. Además, lo mejor es evitar por completo el azúcar refinada y limitar los azúcares naturales.

3. Evitar las toxinas

Las toxinas en los artículos de uso diario, como productos de limpieza, productos de belleza, muebles, plástico y toxinas en los pesticidas pueden imitar las hormonas en el cuerpo, impidiendo que su cuerpo produzca hormonas por sí solo.

4. Obten suficiente calidad de sueño

Esta es difícil para muchas personas, especialmente si este no es su primer embarazo, pero es esencial para equilibrar correctamente las hormonas. Dormir es el momento en que sus hormonas se equilibran y hacen el mantenimiento de su cuerpo.

Un truco es estar en la cama, con las luces apagadas, a las 10 p.m. Esto solo puede ayudar a evitar que se produzca un “segundo aliento” y que se dé y dé vueltas durante toda la noche. También, sirve evitar la luz azul de la tecnología y otras fuentes por lo menos dos horas antes de acostarse.

5. Cuida tus niveles de cobre

El exceso de cobre es otra causa de la máscara del embarazo. El cobre está estrechamente relacionado con el metabolismo del estrógeno, lo que significa que donde hay cobre sin control hay estrógeno y viceversa.

Los signos de toxicidad del cobre incluyen:

  • Corta atención atencion
  • Niebla del cerebro
  • Fatiga
  • Dolores de cabeza
  • Sensibilidad emocional
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Pensamientos obsesivos
  • Infecciones por levaduras y bacterias

6. Suero de vitamina C

Debido a  las propiedades antioxidantes del ácido ascórbico, éste puede utilizar como un remedio natural para el cloasma. Ayuda a prevenir la producción de radicales libres y la absorción de la radiación ultravioleta.

Puede usar productos naturales para la piel que contengan vitamina C para ayudar a iluminar su piel o puede hacer su producto, como este suero de vitamina C para el rostro.

Más Información

Más información sobre la ecografía 2D, ecografía 3D y ecografía 4D. Información sobre nuestras sesiones y precios y preguntas frecuentes sobre la ecografía.

Pin It on Pinterest

Share This