Rutinas de ejercicio para el embarazo

Jul 1, 2016

Rutinas de ejercicio para el embarazo

Rutinas de ejercicio durante el embarazo

El ejercicio durante el embarazo no se trata de perder peso ni de prepararse para el bikini en las vacaciones; la verdad es que ejercitarse durante el embarazo puede mejorar el estado general de salud, aliviar las incomodidades físicas comunes del embarazo, preparar al cuerpo para el trabajo de parto, ayudar al cuerpo a recuperarse más fácilmente después del nacimiento del bebé y mantener un peso saludable durante y después del embarazo.

Lo mejor es que no necesitas hacer ejercicio por horas para recibir estos beneficios, sólo 30 minutos de ejercicio todos o casi todos los días ( según las recomendaciones del American Congress of Obstetricians and Gynecologists) pueden hacer toda la diferencia.

A continuación incluimos algunas sugerencias de ejercicios que puedes realizar durante el embarazo, sin embargo es importante que preguntes a tu médico antes de comenzar o continuar cualquier programa de ejercicio. En la mayoría de los casos tu médico seguramente te recomendará ejercitarte.

Caminar:  Tan simple como suena, caminar es uno de los mejores ejercicios de bajo impacto que puedes hacer. Además tienes la ventaja de que siempre está disponible, no necesitas ningún equipo especial y el aprendizaje importante lo hiciste hace unos cuantos años. Planea una caminata de 30 minutos temprano en la mañana, durante la hora del almuerzo o en la tarde. Si el clima no permite caminar afuera, puedes incluso caminar entre las tiendas de un centro comercial. Doble ganancia!

Yoga: Una buena rutina de yoga prenatal puede hacer maravillas para tu cuerpo y tu mente cuando llega el momento del parto y en general para el bienestar durante el día a día. No todas las rutinas son ideales durante el embarazo, un buen instructor te recomendará las mejores modificaciones a las posiciones para que sea cómodo y saludable.

Pilates: Similar al yoga pero con diferencias claves, pilates es un ejercicio que se enfoca en el fortalecimiento, tono muscular, control del cuerpo y flexibilidad, pero sin el aspecto espiritual y las poses complejas del yoga.

Natación y aeróbicos acuáticos: No hay suficientes palabras para describir las ventajas de sumergirse en el agua durante el embarazo. Imagina todo el peso y la tensión desaparecer como por arte de magia. El agua permite deshacerse del peso y provee un ambiente ideal para ejercitarse. La natación y los aeróbicos acuáticos traen todos los beneficios del ejercicio, mientras reducen el impacto a tu cuerpo.

Baile/Zumba/Aeróbicos: Una tradicional clase de cardio es otra de las formas de ejercitarse durante el embarazo. Algunos movimientos deben modificarse, como saltar o girar, pero en general es un excelente ejercicio, y divertido también. Si no tienes tiempo de ir al gimnasio a una clase, súbele el volumen a la música y baila por toda la casa, convierte el ejercicio en una fiesta!

Rutinas pre natales en casa: Pasar unos momentos en internet, o comprar un par de dvds de ejercicio prenatal y pedir la opinión de tu médico es todo lo que se necesita para encontrar miles de ideas de rutinas de ejercicios que puedes hacer desde la comodidad de tu casa sin ningún equipo adicional.

Correr y levantar pesas no se encuentran en esta lista, pero pueden ser perfectamente saludables para ti durante el embarazo si tu médico los ha aprobado y prestando atención a como te sientes mientras los realizas. No dudes en contactar a tu médico si presentas cualquier síntoma inusual mientras te ejercitas.

Pin It on Pinterest

Share This