El poder protector de las nauseas matutinas

Ago 25, 2017

El Poder Protector de las Náuseas Matutinas

Las náuseas en el embarazo normalmente comienzan de 4 a 6 semanas después de la fecundación. Estas pueden extenderse incluso durante todo el embarazo.

También son llamadas náuseas matutinas debido a que los síntomas se presentan generalmente en la mañana. No queriendo decir que en todas las mujeres ocurre de igual manera, ya que, para algunas, pueden durar todo el día.

Aunque el origen de estas se desconoce, una gran cantidad de expertos afirman que las náuseas matutinas son producidas por los cambios en los niveles hormonales. También se dice que una de sus causas se da a que, durante el embarazo, los órganos en la cavidad abdominal se mueven.

A pesar de que los efectos mencionados anteriormente parecen ser negativos, la verdad es que son totalmente lo contrario. Según un estudio realizado, este síntoma puede resultar beneficioso tanto para la madre como para el bebé.

Esto se debe a que las náuseas pueden evitar el consumo de sustancias dañinas que puedan causarle deterioro a la salud de la misma, e incluso, incrementar el riesgo de perder el feto. Además de este, existen muchas creencias que en la actualidad siguen tomándose como ciertos.

La Evidencia

El Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos, generalmente conocido como NIH por sus siglas en inglés, ha encontrado relación entre las náuseas matutinas y algunas buenas noticias para las mujeres embarazadas.

El estudio arrojó información interesante sobre las náuseas matutinas, principalmente vinculándoles con un riesgo reducido de pérdida del bebe. En cifras, el NIH reportó que las mujeres con náuseas matutinas recurrentes presentaban una reducción de entre 50 y 75 por ciento de posibilidades de perder el bebé. Esto se evidenció con una parte de la población de embarazadas sufriendo complicaciones graves.

Sin embargo, el estudio se cuidó de no incluir pacientes embarazadas con hiperémesis gravídica, la cual es una condición grave que causa náuseas y vómitos severos hasta el punto de conducir a deshidratación, pérdida de peso notable y otras deficiencias de cuidado. Lo importante de esto es no crear falsas expectativas para mujeres con esta peligrosa condición, la cual muchas veces requiere hospitalización.

 

Pin It on Pinterest

Share This