¿Cómo superar un embarazo a los 40?

May 11, 2018

Quedar en embarazo, pasados los 40 años, podría ser una bendición, pero también implica una serie de riesgos. No significa que después de esta edad no se pueda concebir y traer niños sanos al mundo. Lo que sí es cierto es que pasada la edad, muchas mujeres quedan en estado, gracias a métodos de fertilidad y muy pocas lo logran de manera natural.

Un embarazo siempre tendrá ventajas y desventajas a cualquier edad. Algunos aspectos siempre influirán en la mujer como su estilo de vida y si se cuida o no. En el artículo a continuación conoce cuáles son los riesgos que se corren en un embarazo a los 40.

Problemas del embarazo a los 40

Cuando la mujer decide tener un hijo después de los 40 años, son principalmente por realización personal y éxito profesional. Quizá también sea por problemas de fertilidad, a los que no se les presta mayor atención, hasta esa edad.

Muchas mujeres -famosas o no- han logrado quedar en estado a esa edad. El meollo del asunto está, en que los problemas se multiplican por dos, que si se sale en estado a los 20 o a los 30 años. Existen ventajas y desventajas, entre las que destacan:

Ventajas:

A los 40 se tiene  más experiencias en muchos aspectos. Quizá a esta edad, ya has vivido muchas cosas y has cumplido buena parte de tus metas como mujer, tengas solidez económica y estés bien posicionada en el plano profesional. Si tienes pareja, desde hace tiempo, hasta tengan la oportunidad de conocerse mejor, por lo que tienes una base sólida, para formar una familia.

Pudiese ser que a esta edad, seas una mujer más sabia, por lo que te llevará a tomar mejores decisiones como madre, estás más preparada para amamantar y hasta tienes más capacidad de bridarle una mejor alimentación al niño y seguir una dieta saludable, hasta para ti misma.

A esa edad, la mujer ya está más estable económicamente y tiene independencia en este aspecto. Dicho de otra manera, tiene más probabilidades de brindarles calidad de vida a sus hijos.

Desventajas del embarazo a los 40

La llegada tardía de la cigüeña, es algo que tanto tú, como tu pareja, deben de analizar a profundidad. Entre los riesgos que se corren, están:

-Enfermedades: la diabetes estacional y la presión alta, podrían desarrollarse durante la gestación, después de los 40 años. En cuanto la diabetes, se debe a que el páncreas tiene un trabajo extra, para poder producir insulina.

-Embarazo riesgoso: después de los 35 años, puedes abortar de manera espontánea, porque tu cuerpo no está preparado o no tiene las condiciones suficientes, para poder desarrollar un bebé, de manera óptima.

-Niños con anomalías genéticas: a medida que pasa el tiempo, el organismo no tiene la capacidad de dividir sus óvulos, esto se traduce en problemas genéticos. Uno de los problemas que pudiesen desencadenar, es tener un hijo con síndrome de Down.

-Reduces etapas de tu vida: ser madre después de los 40, si bien es cierto que estás madura, para darle toda la atención a tu bebé, también es cierto que podrías perderte ciertas etapas importantes de su vida, como su boda o disfrutar los nietos o bisnietos.

Muchas veces los estigmas de las mujeres, son los que las llevan a postergar la idea de ser mamá. Lo importante del caso, es que si pueden hacerlo a temprana edad, no dejen de hacerlo por un trabajo, debido a que muchos estudios indican que un embarazo después de los 40, tiene una 50% de probabilidades de pérdida y eso sí que no se recupera.

Pin It on Pinterest

Share This